“Ana y Bruno”, una mirada emocional del universo fílmico de Carlos Carrera

Este 31 de agosto llega a la cartelera nacional la primera película animada del director mexicano Carlos Carrera, un filme de largo aliento que se estuvo cocinando durante 10 años y que finalmente el público tendrá la oportunidad de conectar con esta historia que como todas las que ha desarrollado el cineasta a lo largo de su trayectoria, conectan con una línea muy emocional, en este caso el creativo toca los temas de la muerte y la salud mental.

En entrevista par Rosa Distrito dialoga sobre lo que ha sido esta travesía que lo mantiene contento y expectante sobre la respuesta que está próximo a comprobar por parte de la audiencia. “Las películas de animación se llevan tiempo y ésta queríamos que saliera muy bien, por eso así tuvo que madurar, fue una película que requirió muchos recursos y por eso también nos tardamos un poquillo. Ya la habíamos terminado, pero también estábamos buscando el momento idóneo para exhibirla en cines”.

“Ana” es una pequeña niña muy peculiar que escapa de una institución mental para buscar a su padre y así salvar a su madre. Con la ayuda de un grupo de seres extraordinarios y muy graciosos – es que conoce en la clínica al gran “Bruno”– con él se embarcará en un viaje lleno de impresionantes aventuras y emociones entrañables. La historia está basada en la novela “Ana” de Daniel Emil.

“Hemos tenido la oportunidad de mostrar la película en otros países, sabemos que es una historia universal porque es muy bien recibida en todos los lugares y tiene como el mismo impacto emocional, la hemos visto tanto con público adulto como infantil y la historia funciona muy bien para todas las edades”.

En ese sentido, Carlos destaca la importancia de que el cine infantil también sea inteligente conectando a través de las emociones. “Me gusta tratar estas cosas, que en este caso son esenciales a cualquier ser humano (la muerte y la salud mental) y no por ser una película de animación o de clasificación A, hay que frivolizar las cosas, yo creo que se pueden tratar con la misma profundidad, finalmente las cintas de animación son cine. Me consta que los niños entienden (las temáticas) aquí y en el mundo”.

Confiesa Carlos que después de 10 años tanto “Ana” como “Bruno” se han vuelto por demás entrañables. “Ya son mis amigos, ellos y todos los imaginarios, su familia y todos los que participan”.

En el doblaje están Galia Mayer como “Ana”, Silverio Palacios como “Bruno”, Marina de Tavira y Damián Alcázar como los padres de “Ana”, Regina Orozco como Rosy, Héctor Bonilla como “Dr. Méndez” y Daniel Carrera como “Daniel”.

“La película se grabó íntegramente antes de empezar la animación, grabamos las voces como una cinta normal donde los actores convivían con los demás personajes en escenas. Entonces, fue muy rico porque muchas de las cosas que se les ocurrían en el momento, se quedaron en la película, hay escenas que no fueron escritas, que son producto de la improvisación de los histriones y digamos que hice trampa porque me traje a puro actor bueno”.

La cinta tendrá estreno en septiembre en España y después seguirá en Argentina, otros lugares de América Latina así como Rusia y Medio Oriente, solo les falta decidir cuándo se estrenará en Estados Unidos. “Yo empecé a hacer cine queriendo hacer animación y fue hasta ahora que además de los cortos que he realizado paralelos a mi carrera en el cine de ficción ya pude hacer un largometraje de animación, de hecho ya tengo otra idea, tengo un guion y ya hice el story board de la siguiente película”.

Sobre su trayectoria

Carlos Carrera estudió cine en el Centro de Capacitación Cinematográfica, en la Ciudad de México, aunque comenzó a hacer animación a la edad de 12 años y ha dirigido nueve cortometrajes animados. Ganó la Palma de Oro de Cannes con el cortometraje animado “El Héroe”, siendo Clint Eastwood presidente del jurado.

Carrera ha dirigido siete películas de largometraje de acción viva, entre las que destacan su ópera prima “La Mujer de Benjamín”, obra premiada en todo el mundo; “Sin Remitente”, con la que obtuvo el Ariel por la mejor dirección y la mejor película; “Un Embrujo”, con la que repitió el Ariel a la mejor dirección; y “El Crimen del Padre Amaro”, nominada al Oscar por mejor película extranjera en el año 2002 y que por más de 10 años fue la más taquillera en la historia del cine mexicano. En 2004 su cortometraje “De Raíz” volvió a obtener el Ariel al mejor cortometraje animado. Entre 2010 a 2012, fue Presidente de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.