“Aquaman”, el héroe de una estridente fantasía

Demasiada expectativa ha causado el estreno de “Aquaman” luego de que a DC Cómics y Warner Bros nos les ha ido también en las críticas de sus películas de los héroes de “La liga de la justicia”, salvo “Wonder Woman” que sí logró satisfacer a gran parte de la audiencia. Pero finalmente se ha estrenado la cinta del rey de los mares y debo decir que es una auténtica fantasía llena de saturación de CGI y efectos especiales con un humor muy natural que la vuelve muy álgida y divertida.

Jason Momoa es muy carismático y ese estilo único que derrite a mujeres y hombres por igual es en gran medida el éxito de la cinta, pero no debemos dejar de lado a Amber Heard como “Mera” con quien logra una química padrísima, ella es un claro ejemplo de cómo se podría reinterpretar a “Ariel” de “La sirenita” de Disney, más aguerrida e irreverente, yo veo claras referencias de este personaje sobre la compañera de batallas de “Aquaman”, ahora que ustedes la vean, me dicen si percibieron lo mismo.

James Wan es el encargado de dirigir esta cinta, él ha estado detrás de éxitos como “El conjuro” y “La noche del demonio”, que tienen la característica de ser alucinantes y eso lo transmite en “Aquaman” en el sentido de toda esa explosión de efectos que tiene la cinta y en la construcción de la Atlántida, estamos ante un ciudad marítima de última generación con toda la fantasía que podría tener un cuento de Disney.

Podría pensarse que tanta saturación de efectos especiales, colores, formas y figuras podrían caer en un tono bizarro, y sí, así lo siento, pero todo eso lo toma a su favor el director para lograr una historia desenfadada que mantiene el ritmo a pesar de las más de dos horas de duración. Donde sí se notan puntos flacos es en la cirugía de CGI que le hicieron a Nicole Kidman y Temuera Morrison, me los rejuvenecieron tanto que parecen muñecos de cera con el don de hablar y moverse.

Precisamente en esta dupla, retorno a los cuentos clásicos, ellos son quienes le ponen el toque cursi a la película, y de donde se sucede la propia historia de “Aquaman”, llena de soledad y desavenencias, casi cual melodrama mexicano, solo que se da en las profundidades del mar y con la manufactura de Hollywood.

Aquí los villanos son muy villanos, y los héroes son muy héroes, fieles a la naturaleza de los cómics, la estrella de “El Conjuro” y afiche asiduo de Wan, Patrick Wilson, es “Orm”, el hermano incómodo de “Aquaman” y el bellísimo Yahya Abdul-Mateen II es «Manta», en la aventura épica, el rey de los mares tendrá que enfrentarse a ambos y reclamar su reino, pero antes, para conseguirlo, tiene que encontrar un poderoso tridente que de alguna manera le dará el título de la nobleza marítima. Se van a divertir mucho viendo la película.

Imágenes, cortesía de Warner Bros.

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.