“Dulce Familia”, una comedia que pone en contexto los excesos

No hay mejor herramienta que la comedia para hablar de temas que suelen ser densos, complicados y hasta crudos, este género suaviza el mensaje para invitarnos a la reflexión y ese el intento que percibo en “Dulce Familia”. Digo que es el intento, porque siento que se quedó a medias, no terminó por desarrollar un tema tan importante como lo es el desorden alimenticio, siento que no supieron cómo manejar el clímax y optaron por no meterse en camisa de once varas.

Explico, la película aunque tiene un nombre tierno, está muy lejos de representar esto y eso me resulta atractivo, es una comedia cruda, que si bien nos hace reír, también nos hace pensar en los arquetipos o etiquetas en las que todos sucumbimos. Es ácida, incisiva y a veces agresiva, de verdad que me sorprendí al ver esto en una película de manufactura nacional porque pocas veces pasa. Guillermo Amoedo y Nicolás López, están detrás del proyecto y este aspecto es muy importante de reconocer.

El tema recae más bien en cómo se retrata a los personajes, están de polo a polo, no hay un matiz casi en ninguno, el más chocante es el de Vanessa Díaz, quien interpreta a una adolescente que ama sus curvas, pero que podría estar teniendo problemas de alimentación. Debe ser que los creativos, buscarán esta reacción en el público, pero es un ejemplo que doy porque así como ella, todos resultan ser muy fársicos cuando pudieron ser más naturales, pues el contexto de la comedia ya nos estaba dando ese ritmo por sí solo.

Salvo Florinda Meza, que en su propia personalidad es muy teatral, a ella sí le crees que sea tan exagerada, porque el personaje que le escribieron se adapta por completo a su estela de diva, es un gozo que regrese a actuar después de casi 30 años de no haber hecho otra película.

Por otro lado, Fernanda Castillo retrató con mucha dignidad el rol de una mujer que es más bien el común denominador de muchas otras, que tiene un cuerpo promedio, pero que por los estándares sociales sucumben a métodos poco saludables y efectivos para mantener una figura más fitness, pero esa exageración de ser tan tierna al grado de verse como boba, fue el granito en el arroz.

Por otro lado, Regina Blandón tuvo un personaje increíble que tiene que ver con la fijación por estar “saludable”, pero le faltó más oportunidad de abordar el papel desde un punto más serio, que sí está presente en la trama, pero se disuelve muy rápido, eso hubiera sido la cereza en el pastel. “Dulce Familia” es una buena opción para ver en cine, me cuentan qué les pareció.

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.