Feliz Pride…

Ser gay es una de las cosas más bonitas que me han pasado en la vida, siempre lo supe, pero conforme iba creciendo, me daba cuenta que la gente era mala leche. Un pariente un día me avergonzó en una fondita porque de niño yo jugaba a que era Daniela Romo porque me gustaba el cabello largo de la actriz. Yo tenía 6 años, el vato mínimo tenía 19 y se pasó de lanza.

Desde ese momento y un poco antes en el kinder, me di cuenta que no iba a ser tan sencillo vivir con plena libertad.

Al día de hoy libro muchas inseguridades desde mi etapa en secundaria, la más terrorífica de mi vida hasta este momento.

No me estoy haciendo el mártir, esas experiencias de burla y violencia me han hecho valorar aun más mi diversidad, y ahora con casi 35 años me siento chingón, la verdad es que tengo un proyecto que me da muchos dolores de cabeza, muchos… pero que me llena de satisfacciones.

Todavía hay cosas que superar, a veces por la calle me gritan «puto» y hay que hacer de tripas corazón, porque hay gente que pasa más tragos amargos que yo, como la comunidad trans, por eso es que sigue siendo muy importante celebrar nuestro Orgullo.

Tal vez varios, muchos…. vean la marcha o desfile como una «payasada», como querer llamar la atención, pero sabes, si a ellos les parece un exceso es porque nunca les han gritado «puto» nada más porque sí, no han tenido que llorar cuando les llamaban a jugar fútbol en la escuela y no querían ir porque se sentían inseguros, porque a ellos nadie les pidió en la vida decir que eran «heterosexuales», porque no tienen ningún problema en besarse en público con su novia o no novio, pero yo sí.

¿Pero por qué usan plumas? ¿Por qué salen casi desnudos? ¡Porque pueden! ¡Porque es su cuerpo! ¡Porque es nuestro cuerpo! Porque es nuestra decisión. Hemos vivido tanto tiempo oprimidos que encontramos en nuestro cuerpo la rebeldía de expresarnos.

La expresión de género es inminente y tarde o temprano lo van a entender y comprender, en su propia casa, con sus hijos, sobrinos, incluso con sus nietos y van a recordar una frase célebre: «El respeto al derecho ajeno, es la paz».

Los que se asustan son esos que se horrorizan de ver a un vato en tanga, pero entre compas se andan pasando las nudes sin el consentimiento de las morras. Que se sacan los ojos si ven a dos chicas besarse, pero que andan viendo porno bisexual en sus casas, los que se asustan de que sus hijos vean a un hombre maquillado, pero en casa le andan pegando a la esposa y ni mantienen a sus crías.

A ellos les puede parecer ridícula una marcha porque se les han dado muchos privilegios sin tener que pedirlos, y no, no es que yo tenga más problemas que ellos, pero al menos no tienen que lidiar con el juicio constante de cómo llevan las riendas de su vida.

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.