Isbo, receptivo del público LGBT+

Desde que a Isboseth, mejor conocido como “Isbo”, lo vimos en “La Academia” –reality que se acerca a su última etapa– a la comunidad LGBT nos despertó la libido. Sí, sus atributos físicos saltan a la vista, sin embargo, también su dulzura y su talento musical, fueron los ingredientes para terminar de echarse a la bolsa a un público que siempre le es fiel a sus estrellas, porque la población homosexual cuando apoya a un artista, lo hace con todas las ganas y el oriundo de Matamoros lo entiende muy bien.

Conversamos con él acerca de este fenómeno que se dio en redes sociales a raíz de su incursión al reality, le adjudicaban chismes muy amarillos, pero él se lo toma con calma, está seguro de su sexualidad y de quién es como persona. Y como un joven que vive con naturalidad el desarrollo de este mundo, no tiene ningún complejo por ser admirado por otros hombres.

“Ahora que estoy afuera he podido ver un poquito de lo que sucedió del apoyo que he sentido de parte de la gente. Yo admiro a todas las personas que viven su vida a su manera y que hacen sus cosas sin importar el qué dirán porque son libres, valen mucho y estoy feliz por ese apoyo también”.

Esa filosofía la deberían de tener todos los otros cantantes y actores masculinos, si fueran más abiertos con el público gay que también consumen sus productos, creo que se entendería con mayor naturalidad que las personas somos diversas. Porque así como una niña de 15 años se muere por un abrazo o un beso de Isbo o del cantante que ustedes se imaginen, las mismas ilusiones también las tiene un jovencito gay de la misma edad. Y cuando alguien es artista, tiene que dejarse querer por todo su público, porque cada persona representa un cúmulo de sentimientos y peculiaridades.

“Para eso estamos los artistas o las figuras públicas, los cantantes… para cumplir los sueños y las fantasías del espectador, del televidente o de la gente que está detrás del teléfono, para cumplir esas fantasías de decir: ‘algún día lo voy a conocer y se va a enamorar de mí’. Todo eso es muy bonito y muy interesante. Y sí, hay que darles a la gente lo que pidan, y lo que quieran eso será”.

Isbo, ahora que salió de “La Academia”, que fue el séptimo expulsado del show, pero que él considera que su salida es una graduación anticipada, destaca que primero quiere asimilar esto que está viviendo tras el reality y después pensará en buscar aliados que sumen a su proyecto musical, está abierto a todas las posibilidades.

Antes del programa ya tenía carrera recorrida tanto como solista como con grupos, de hecho formó parte de la alineación de A.B. Quintanilla. “Mi llamado en la vida es en la música, es en entretener al público, ser un showman”.

  • Imágenes, cortesía de TV Azteca.

 

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.