La lógica de Pooh para conectar con tu niño interior

“Christopher Robin: Un Reencuentro Inolvidable” es una de esas películas tan tiernas y tan nostálgicas que de vez en vez hay que verlas para recordar qué es lo que verdaderamente importa de la vida, partiendo de una lógica sencilla: “¿eres feliz?” Sí, una pregunta tan simple y tan poderosa al mismo tiempo que nos remueve todo y nos lleva a reflexionar si lo somos o no, o si al menos lo intentamos.

La nueva cinta de Disney –que es parte de su apuesta de los live action– sigue la vida de “Christopher Robin” encarnado por Ewan McGregor cuando éste ya es adulto, tiene una esposa, una hija y un trabajo absorbente, el que además, pende de un hilo, porque la empresa se dedica a hacer maletas y nadie las está comprando. Entonces, tiene que encontrar una solución. Además de que la relación con su hija es más fría que la mano del muerto, y ahí también hay un problema que atender.

Y cuando más perdido está “Christopher Robin”, aparece su viejo amigo de la infancia “Winnie the Pooh”, el osito bobito por excelencia que nos robó el corazón cuando éramos niños y que le hará ver lo que realmente es esencial, me pareció un poco ver una de las premisas que plantea “El Principito”.

“Pooh” no será el personaje más inteligente, pero sí sabe lo que es importante y justo ahí a todos nos tocará el corazón, nos hará conectar con nuestro niño interior. Es interesante que el mensaje recae justo en los personajes afelpados y no en los adultos, además hay que decir que todo el tema de la tecnología, el CGI y esas monerías del cine actual, están impecables, “Tigger”, “Igor”, “Piglet” y todos los demás amigos de “Pooh” retratan muy bien ese paso del tiempo, esa textura a viejo, a sucio, pero también ese sentimiento vivaz de remontarnos a nuestros días de juegos cuando no importaba nada más que reír y compartir.

No es una película pretenciosa en el sentido de ir más allá de lo habitual, cumple perfecto con su cometido de arrugarnos el corazón y de ver la cinta con toda la familia.

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, nueve años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.