La voz erótica y punzante de Elvis Guerra

Círculo de Poesía presentó en la edición pasada de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) el libro “Ramonera” de Elvis Guerra, poeta muxe quien tiene una forma muy atrevida y deliciosa para comunicar el erotismo en cada una de sus textos. Cada poema está cargado de una verdad viva sobre la interacción de quienes somos diversos en nuestra sexualidad. Además, los textos están tanto en zapoteca como español, un ejercicio inclusivo, necesario y elemental que hace la editorial.

Elvis, también en sus poemas evidencia la doble moral con las que nos regimos todos, pero también específicamente de donde proviene él. “Esto es para nombrar aquello que existe, porque solo así podemos saber que está ahí y que sigue vigente, es una práctica que está ahí. La ‘Ramonera’ es un canto al amor, a la vida, a las muxes que han sido asesinadas –que son siete en los últimos años– pero también es un canto al erotismo, los indígenas también cogemos, no solo estamos ahí para invocar la lluvia, también tenemos prácticas homoeróticas. Entonces, todo eso lo quise poner en un juego complejo de poesía y llevarlos sobre papel”.

¿Quién es una “Ramonera”? “Ramón” es cualquier hombre heterosexual macho y casado que es penetrado por un muxe y quien logra tal hazaña es conocido como “Ramonera”.
Cuando escuchamos hablar de la comunidad muxe en Oaxaca, nos imaginamos que solo son aquellas que se maquillan y se ponen sus elegantes vestidos coloridos y bordados, con esos espectaculares tocados, pero ser muxe va más allá y Elvis lo descifra en su libro.

“Los medios nos han educado de tal forma que pensamos que solo hay muxes vestidas de mujer, pero no es cierto, también hay muxes masculinos, hay lesbianas y ramoneras. Y cuando nombramos a todos estos podemos ver que en realidad la diversidad sexual de los zapotecas tiene otra diversidad sexual, es todo un universo y hay que mostrarlo. Yo no traigo un precioso traje de tehauana o un peinado altísimo, sin embargo, soy parte de la comunidad”.

Imagen de Elizabeth Barrera para Rosa Distrito.

En ese sentido, Elvis también entiende y sabe que pertenece a otro momento de la historia, donde los parámetros sociales cambian. “Me tocó otra época, otros riesgos. Sí tuve por ejemplo, la posibilidad de terminar una carrera y entonces eso me impide como llegar al trabajo vestida de mujer o maquillada, son barreras también que nos va poniendo el propio sistema”.

¿Y cómo la comunidad muxe toma esta diversidad que hay dentro de su propia diversidad? “Es una comunidad que no discrimina y que no distingue, muxes somos todos y en esa comunidad tenemos un lenguaje, un código, palabras que solamente nosotras entendemos y por lo tanto nos queremos todas”.

Puntualiza que la gente de alrededor también los quiere. “El muxe es esencial para la sociedad, si van a hacer una fiesta necesitan del muxe que hará el traje para los anfitriones, el que hará los adornos, el que hará la botana y la comida. Finalmente, convivimos todos, pero sí hay gente violenta que llega a los extremos de matar”, esto lo dice en el sentido de los asesinatos que se han cometido contra la comunidad.

Sobre el lenguaje que utiliza Elvis para desarrollar su poesía, señala que es esencial nombrar a las cosas por su nombre. “Ya no me toca ser un Constantino Cavafis, quien escribió en 1800 y que no podía decir las cosas, y aun así lo hizo. Me tocó una época en la que hay un poco más de libertad y no me van a censurar, salvo Facebook (risas). Entonces, hay que aprovechar esa libertad que los otros no tuvieron”.

En cuanto así tiene una responsabilidad con quienes no tienen una voz como la que él está teniendo ahora, así como artista y persona de la diversidad sexual, refiere Elvis que como todos en la vida, ha pasado por cosas fuertes y si lo que expresa le ayuda a alguien más, entonces se habrá dado otro paso más a la libertad.

“Qué miedos ser portavoz de una comunidad. Yo escribo lo que creo que debo escribir y si en ese acto poético puedo hacer que se visibilice una cosa, se gane un derecho, o se respete una comunidad, pues qué genial, pero no es mi intención”.

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.