Enrique Iglesias enciende la fiesta en el Telmex con sus sonidos urbanos

Sin duda que Enrique Iglesias ha bebido el elixir de la eterna juventud, pasan los años y el luce perfecto, jovial, guapo, pero sobre todo muy entregado a su público que lo ha seguido desde que saltó a la fama en 1995 con canciones como “No llores por mí”, “Si tú te vas” y “Experiencia religiosa”. Ayer en el Auditorio Telmex quedó constatado que la magia que existe entre él y su público sigue intacta y muy vigente.

Foto de Aloha Studio para Auditorio Telmex.

La fiesta musical que entregó ayer Enrique fue casi en su totalidad de sonidos urbanos y latinos, poco retomó de los inicios de su carrera, pero se pudo escuchar, por ejemplo, “Nunca te olvidaré” y “Loco”, esta última fue una canción que le dedicó a su esposa, porque recordó que le tiene mucha paciencia para aguantarle sus giras y que luego cuando está en casa quiera irse de parranda con sus amigos.

Foto de Aloha Studio para Auditorio Telmex.

“¿Cuántas veces salís por la noche con vuestros amigos sin las novias o las esposas? Y vuestra esposa, mujer o novia te dice: ‘¡No mames wey, no más!’. Yo soy uno de esos cabrones que de vez en cuando la cago, a veces le tengo que ofrecer disculpas a mi mujer porque me aguanta todos los días de mi vida”, dijo.

Foto de Aloha Studio para Auditorio Telmex.

La velada en el recinto de Periférico Norte comenzó cerca de las 21:35 horas, Enrique ofreció disculpas por el retraso, el cual poco importó cuando él salió al escenario, de inmediato el público se levantó de sus lugares para darle la bienvenida, siete músicos y dos coristas lo acompañaron sobre el escenario que lucía impecable por sus luces robóticas y una excelente iluminación.

Foto de Aloha Studio para Auditorio Telmex.

El show comenzó con sus canciones “Move to Miami”, “I like how it feels” y “Heartbeat”, el escenario tenía una plataforma que le permitía a Enrique estar más cerca de sus admiradores. La primera parte del espectáculo salió vestido de negro, a la mitad de la velada ya portaba una playera blanca. La emoción era tal que varias admiradoras querían besarlo y abrazarlo jalándolo hacia con ellas, incluso le querían levantar la playera.

Foto de Aloha Studio para Auditorio Telmex.

“Bailamos” y “Escapar” también recordaron su etapa musical a inicios de los 2000, pero sin duda el sonido del reggaetón encumbró la noche con temas como “El baño”, “El perdón” y “Bailando”, aunque previamente hubo una parte más íntima con la audiencia donde cantó “El perdedor”, “Héroe” y los temas de los que ya mencioné, “Nunca te olvidaré” y “Loco”. El cierre del concierto ocurrió con “I like it” mientras se soltaban sobre el escenario globos blancos gigantes con las iniciales de su nombre.

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.