¿Eres un treintón y el trabajo en el que estás ya no te llena?

La vida no es fácil, pero tampoco hay que complicársela. Quienes atravesamos por nuestro hermoso tercer piso, es decir, quienes somos treintañeros a veces pasamos por crisis existenciales sobre nuestra vida personal y profesional. Cuando uno tiene 20 años imagina que en los 30 tendrá casa, carro y viajes por el mundo, sin embargo, la realidad es otra. ¡Claro! Hay quienes logran sus objetivos y qué chido, pero otros como yo, estamos enfocados en otras metas que no tienen mucho que ver con lo que dicta la sociedad.

Hace unos días converse con Leo Piccioli, conferencista y licenciado en Economía, quien acaba de lanzar el libro “Ahora te puedes marchar… o no” a través de V&R Editoras, una guía que invita a las personas a hacer lo que aman dentro y fuera de las empresas. Entonces, me di a la tarea de preguntarle qué podemos hacer las personas que ya tenemos más de 30 y que descubrimos que el trabajo en el que estamos o las labores que realizamos en él ya no nos satisfacen, y me dijo algo muy importante, que el primer paso para hacer un cambio es precisamente ese, darnos cuenta que algo está pasando, hacernos conscientes de dónde estamos parados y luego comenzar a tomas decisiones.

“Para mí, lo primero que hay que valorar es que si alguien se está cuestionando si está logrando lo que quiere, es un paso fundamental, porque tenemos que eliminar ese piloto automático que nos lleva a hacer las cosas porque simplemente es lo que hay que hacer. Un ejemplo –que cada vez pasa menos– es la persona que estudió abogacía porque sus padres son abogados y tal vez quería ser cocinero y se dio cuenta a los 40. Entonces, hacerse esta pregunta es clave porque mides las cosas”, comparte.

Reconocerse en un lugar que ya te es extraño y hasta lo padeces, dice Leo que eso requiere de una dosis enorme de humildad. “A mí me encanta la ciencia ficción y lo siguiente que haría es un juego, que es imaginar el futuro el año que viene en cuanto al trabajo, el negocio o el emprendimiento, y luego el 2024 y después el 2030. ‘Imagina cómo estás, ¿cómo te ves en el mismo escritorio de oficina? Tus compañeros… ¿ya se fueron o ascendieron? ¿A la empresa le empezó a ir mal porque no se adaptó?’. Trato de que la gente se concentre y entienda que si no cambia nada, ya sabe cómo va a seguir su vida, que no es ni bueno ni malo, pero que si no cambia nada, ya sabrá cómo seguirán las cosas”.

Luego Leo propone imaginar la vida que queremos, si nos entusiasma viajar, cambiar de empleo o hacer mejoras en nuestro contexto diario. “Si eso me gustaría, tengo que cambiar cosas hoy para no hacer el plan A, el recorrido que puse antes, porque si las quiero cambiar en 10 años ya es tarde. Como seres humanos tendemos a creer que somos muy potentes en el corto plazo, que vamos a revolucionar nuestras vida, que vamos a cambiar radicalmente de hoy para mañana y tratamos de hacerlo y nos frustramos, eso hace que perdamos de vista que sí somos muy potentes en el mediano y largo plazo, que si queremos construir la vida que queremos dentro de 10 años, sí empezamos hoy, sí podremos, pero sí que empezamos en nueve años y 10 meses entonces no se logrará”.

Además, hoy la vida contemporánea nos lleva a descubrir que tenemos muchos talentos que podemos desarrollar más allá del oficio que hemos realizado durante la vida laboral que decidimos tener. “Hace 20 años si un hijo decía que quería ser deportista de Playstation, sus papás le decían, ‘haz lo que quieras en tu tiempo libre, pero estudia’, hoy existe gente que se dedica a hacer deportes en una consola”.

Recuerda también Leo que conoció a un abogado que se especializó en derecho del espacio y ahí hay una oportunidad laboral increíble, “porque qué pasaría si un satélite de Estados Unidos choca con uno de Rusia, o qué pasara si se encuentra petróleo en Marte, quién sería el dueño, son cosas que a mí me parecen muy interesantes y que en 10 o 20 años serán valiosísimas”.

En “Ahora te puedes marchar… o no”, Leo brinda herramientas para que tú seas el protagonista de tu escenario ideal, pero afrontando que todo requiere de tiempo, paciencia y esfuerzo. El libro contiene el curso “Buscar trabajo es un trabajo” ya realizado por más de 800 personas donde se hace una nueva búsqueda laboral a partir de conocerse mejor a sí mismos.

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.