Hari Sama y el arte de la provocación en “Esto no es Berlín”

Hoy se estrena en la cartelera nacional, “Esto no es Berlín”, película dirigida por Hari Sama, un proyecto muy personal para el cineasta, puesto que a través de “Carlos” (Xabiani Ponce de León), el creativo nos acerca a su historia de adolescente descubriendo el mundo. Este filme muestra el efervescente camino de la diversidad sexual y hace un guiño al erotismo con personajes que están descubriendo su identidad, justo en un México de contrastes, por ejemplo, cuando se suscitaba el Mundial del 86.

Sin duda este es un statement del director que rompe con los convencionalismos de la última década del cine mexicano, donde la constante son comedias comerciales de fórmula básica. En “Esto no es Berlín”, Hari apuesta por una mirada trasgresora sin miedo a la censura, un largometraje que nos hará conectar con la nostalgia de lo que fuimos y de lo que ahora somos.

Cortesía.

“Es muy emocionante ver que la peli estará viajando hacia los espectadores y veremos ahora sí que interés le tiene la banda al filme. Los sentimientos encontrados llegarán después, ya es momento de cerrar con ella, es claramente su final energético, sin embargo seguirá viajando el año que viene porque ya tiene invitaciones a otros festivales”, comparte el director en entrevista. “Esto no es Berlín” tuvo su estreno en Sundance el año pasado y además de Xabiani, también participan Ximena Romo, Mauro Sánchez Navarro y José Antonio Toledano, también con la participación especial de Marina de Tavira y Lumi Cavazos.

De hecho, también Hari hace una actuación especial. “La película trata de dos jóvenes que están creciendo en un contexto de familias muy conservadoras, están desconectados consigo mismos y sobre todo con los adultos, hay nula conexión con ellos, en ese tiempo había una diferencia muy marcada entre ser joven y ser un adulto, no había un dialogo real”.

Cortesía.

Por su habilidad en la electrónica, “Carlos” (Xabiani), repara el sintetizador de unos de los chicos mayores de una banda donde está la hermana (Ximena) de su mejor amigo “Gera” (Toledano) y de premio los llevan a un antro llamado el “Azteca”, un lugar punk y estrafalario donde la diversidad sexual y la radicalidad toman protagonismo.

“Ellos conocen ahí a un grupo de artistas plásticos, sobre todo de la comunidad LGBT+ , quienes son muy trasgresores y radicales, eso los descoloca y los hace confrontarse y entender mejor quiénes son a nivel identidad. Y por supuesto que el personaje protagónico está muy solo en ese proceso. Y en esa desconexión con el mundo de los adultos, me llevó a pensar que sería lindo ofrecerle una figura adulta que tuviera un pie en los dos mundos y que pudiera entender su proceso, que de alguna manera lo acompañara”.

Cortesía.

“Siento que fue algo que yo no tuve y tenía muchas ganas de dárselo al personaje que simbólicamente me interpreta a mí, quien es ‘Carlos’, es darme a mí mismo a través del tiempo esa figura que lo escucha y le da de alguna manera cierta estructura. Yo soy actor y aunque no me llaman mucho los colegas a actuar, pero me gusta hacerlo y tenía ganas de hacerme ese regalo, casi como de psicomagia”.

Cortesía.

Para Hari realizar la película en torno a sus propias experiencias, pensó que sería más fácil, pero pronto se dio cuenta que no era así. “Me estaba poniendo bien vulnerable volver a revisitar todos esos parajes de mi pasado, tanto los del lado familiar como los del lado del antro, como que se quedaron dolores muy profundos, cosas que evidentemente estaban sin resolver, quizás ese fue el reto más grande, que al segundo o tercer día de estar filmando, me di cuenta que me estaba afectando y así me la aventé toda, pero al final resultó increíble porque toda esa fragilidad le dio cosas muy chidas al proyecto y a mí como ser humano me permitió cerrar de manera definitiva muchas cosas”.

Cortesía.

Hari no buscaba que la cinta fuera provocadora, era un momento personal para él realizarla, pero tuvo un eco muy importante en la generación que nació en la década de los años 80. “A mí lo que más me ha sorprendido es ver que el público natural de la película son los millennials, no es una cinta necesariamente para mi generación, pero sobre todo está hecha para tu generación porque se siente muy identificada con la estética y ese proceso personal muchos lo acaban de pasar o lo están pasando muchos, hasta musicalmente, creo que hoy por hoy hay más gente escuchando esta música (la de la película) que incluso quienes vivieron los 80”.

Cortesía.

Además se habla con la cotidianeidad que se requiere sobre sexualidad y erotismo, “además del respeto a la identidad de cada quien, es decir, que mi sexualidad sea esta no necesariamente implica que la tuya tenga que ser igual a la mía. Ahí hay también un material de reflexión importante que creo que también está bueno de verse y de profundizarlo, yo no pretendo dar respuestas, pero sí el agregar preguntas que nos lleven a terrenos incómodos”. Con esta película se ha acercado mucho al público juvenil y para el cineasta sí era muy importante dar ese paso.

Cortesía.

“Esto no es Berlín” puede verse en Cordilleras, Sania, Centro Magno, Galerías, Gran Plaza, Andares, Cineteca FICG, Iconia y Landmark.

Lo que viene

Cortesía.

Hari está escribiendo otra película, la cual llevará por nombre “Lastre”, “es la herencia que recibes de tu familia, a veces de manera inconsciente, y te das cuenta de ella cuando la tienes sobre comportamientos emocionales y complejos”. También hay un ofrecimiento de una cinta en Estados Unidos hacia finales del 2020 y está en pláticas sobre proyectos televisivos.

 

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.