Hicimos historia en el Senado

Desde hace tiempo se ha iniciado una lucha legal y administrativa contra la discriminación en las instituciones mexicanas. Cuando hablamos de derechos igualitarios para las personas LGBT no solamente nos referimos al matrimonio igualitario, ese ha sido el primer paso de una serie de reformas necesarias en diferentes ámbitos, por ejemplo, temas de salud, seguridad social, y garantías laborales, entre otros.

Luchar por la igualdad en el país requiere meterse a temas que van más allá del corazón y del amar libremente a quien uno quiera, al menos para las personas LGBT es así. Y para muestra la siguiente historia: Luis Guzmán y Genaro Martínez fueron de las primeras parejas del mismo sexo que en el año 2010 contrajeron matrimonio en la Ciudad de México, para después volver al Estado de Jalisco (donde radican) y comenzar a pugnar para que se reconociera el derecho adquirido en la ciudad capital.

Para esta pareja el haber contraído matrimonio fue el inicio de una lucha por el reconocimiento de sus derechos como matrimonio, donde 8 años después se ganó batalla en el Senado, una de muchas que faltan.

Una de las primeras acciones que emprendieron a su regreso, fue el acudir al Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS) para pedir que se les brindaran los beneficios de los que goza cualquier matrimonio, como extender la seguridad social de un cónyuge a otro. La solicitud fue rechazada a pesar de contar con un acta que los avalaba como un matrimonio reconocido por las leyes nacionales. El problema era que son una pareja del mismo sexo.

En 2010 iniciaron una demanda para que el IMSS les reconociera este derecho como cualquier otra pareja que acude a solicitar la extensión de los beneficios para su esposo o esposa. Y como lo menciono en el título, el 6 de noviembre de 2018 hicimos historia en el Senado de la República, con 110 votos a favor y ninguno en contra se aprobó por unanimidad el proyecto de decreto que garantiza los derechos sociales de las parejas del mismo sexo y elimina el lenguaje sexista y discriminatorio en las leyes del IMSS y del ISSSTE.

Hicimos historia en el Senado, hablo en plural, porque la lucha ha sido llevada por personas que como Luis y Genaro han estado pugnando por cambios institucionales que nos beneficien a todos.

Pero, ¿qué se aprobó en el Senado?

*Las parejas homosexuales tendrán las mismas prestaciones de seguridad social que las parejas heterosexuales.

*En términos de pensión por viudez y acceso a servicios médicos, tendrán el mismo derecho de acceder a tales beneficios por medio de sus cónyuges.

*Se elimina el lenguaje sexista que genera discriminación.

*Se aclara que el esposo o concubinario de una mujer trabajadora recibirá una pensión por viudez en caso de que ella fallezca.

*Cambia el término de “esposo” o “esposa” por el término genérico de “cónyuge”, en reconocimiento de los derechos derivados de la unión matrimonial entre personas del mismo sexo.

¿Qué sigue?

Aún no todo es festejo por esta acción en el Senado, ahora la iniciativa tiene que ir a la Cámara de Diputados de la Nación para ser aprobada por sus 500 integrantes, y entonces ya pueda ser una realidad la modificación a la ley del IMSS y del ISSSTE.

Quien presentó esta modificación fue Germán Martínez, senador de Morena y quién será el próximo titular del IMSS, es por eso que se tiene confianza en que se aprobarán las reformas que propuso para su próximo cargo al frente de la institución. En la Cámara de Diputados hay una mayoría de Morena, por lo que también se prevé que se aprobará sin problemas. Sin embargo, esto es política y hasta que no esté aprobada podremos decir muy seguros que ya será un hecho.

Sirva la presente columna como un reconocimiento público para todas aquellas personas que desde la Ciudad de México y de manera local se han dedicado a generar esta lucha jurídica y administrativa tan necesaria para promover políticas públicas incluyentes.

mm
Rob Hernández

Opinólogo de tercera generación que usa la escritura como catarsis. Fan de escuchar los silencios y sarcástico a la menor provocación. Don´t Call my name, just call me @Robsmx

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.