Jesús, visto como un influencer resiliente y mediático en “Jesucristo Superestrella”

El montaje “Jesucristo Superestrella” es la nueva producción del clásico musical de 1970 de Andrew Lloyd Webber con música de Tim Rice, en manos de Gou Producciones para México. Y ayer en el Auditorio Telmex el musical ofreció dos funciones, a las 17:00 y 20:30 horas, con excelente respuesta de parte de la audiencia tapatía.

Acudimos nosotros a ver la segunda función y lo que me pareció muy atinado y refrescante de esta nueva versión del musical, es que muestra y expone a Jesucristo como el influencer más grande del mundo a nivel mediático, justo como sería esta historia en nuestra época actual donde las redes sociales marcan pauta de los acontecimientos que se suceden.

Y es que “Jesús” es proyectado como un disidente que está buscando la manera de integrar a quienes habitan su contexto en un camino de amor y perdón, de aceptar sus diferencias, pero así como le sucede a los grandes líderes, llevar su mensaje le genera enemigos.

Imagen de Aloha Studio.

La puesta en escena junto con el magnífico escenario, logra transportarnos a un tiempo casi apocalíptico. El uso de la realidad virtual, video mapping y audio ponen a este montaje dentro de las más grandes producciones nunca antes vistas en nuestro país.

El elenco principal está a cargo de grandes estrellas del pop como Erick Rubín como «Judas», Beto Cuevas como «Jesús», María José como «María Magdalena», Leonardo de Lozanne como «Poncio Pilato», Kalimba como «Simón», Yahir como «Pedro» y Enrique Guzmán como «Herodes», además de 40 actores y bailarines en escena, por lo cual se percibe un toque más a concierto que a teatro musical.

Imagen de Aloha Studio.

Solo durante el primer acto Beto Cuevas (Jesucristo) mostró un poco de contención, pero fue hasta la segunda mitad del show que demostró su gran capacidad vocal. Por otra parte, María José (María Magdalena) casi logra dar los matices que te estremecen con una canción como “Yo, no sé cómo amarle”.

Hay momentos por demás impactantes y cruciales, por ejemplo cuando “Judas” (Erik Rubín) se quita la vida, o la crucifixión de “Jesús” en una cruz de leds, el momento es dramático, imponente y visualmente bello. Esta puesta en escena se perfila ya para ser una favorita de los amantes de los musicales.

Imagen de Aloha Studio.

Un montaje de primer mundo

Es Kalimba quien nos cuenta con asombro, los valores de producción de esta puesta en escena, “este es un montaje internacional, los sold outs que se han dado no solo han sido por parte de la gente que vive nada más en la Ciudad de México, la han venido a ver de otros países como Brasil, Chile, Argentina, Venezuela, Alemania, Inglaterra y muchos lugares más de la República Mexicana”.

Por ejemplo, Kalimba ya había hecho teatro musical al menos tres veces durante su trayectoria, por lo cual, integrarse a este ensamble no le fue ajeno, “en realidad no debe existir una gran diferencia entre la interpretación de un cantante y la de un cantante de teatro musical, pues ambos deben personificar un sentimiento en el momento de llevar una canción, por eso cantantes como Amanda Miguel y Lupita D’Alessio son tan reconocidas y espectaculares, porque también son intérpretes, pues a nivel teatral también hubieran hecho un papel espectacular porque sabe llevar un sentimiento que la letra o melodía de una canción, llevan”.

Imagen de Aloha Studio.

Con respecto a la noción que se percibe del musical sobre la realidad en la que vivimos, Kalimba puntualiza: “Cada vez que se propone una versión nueva de ‘Jesucristo Superestrella’, lo que se hace es adaptar el guion a la temporada y a la generación que se está viviendo. Entonces, definitivamente en las pasadas versiones no había celulares, no había iPads, y la manera mediática en la que se llevaba la noticia de Jesucristo era dependiendo de la generación que se estuviera viviendo, hoy en día la trama se adapta de la manera en la que vivimos”.

Sobre la comunión que hay en el ensamble, dice Kalimba sentirse en una gran familia. “Nos admiramos mucho entre nosotros, disfrutamos mucho nuestra carrera y nos gusta mucho lo que hacemos. Los que son de teatro han disfrutado de la música de los que somos exponentes del pop y del rock, y los que somos exponentes del entrenamiento en la música, admiramos mucho a quienes se dedican al teatro. No hay ego entre nosotros, hay mucho compañerismo y mucho amor, mucho apoyo y mucha disciplina, nos vemos todos como iguales”.

Imagen de Aloha Studio.
mm
Becky D’Vich

Una dama embelesada de las bellas artes. Y también de la moda, desde lo vintage hasta su evolución actual. Conservadora, soñadora y otras tantas veces muy jocosa. Enamorada de las buenas causas y de ser quién debes ser.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.