Paquita la del barrio, el icono de la música que duele pero se goza

De pocas, muy pocas palabras es Paquita la del barrio, pero la cuántas que dice siempre son certeras y concisas. Platicar con ella fue toda una proeza, primero porque disponíamos de cinco minutos y segundo porque era un reto que nos dijera lo necesario en tampoco tiempo. Es así que conversar fue un sueño cumplido. Su música en México y Estados Unidos nos ha acompañado en el soundtrack de nuestra vida, ricos o pobre, jóvenes o viejos, todos sabemos de la intensidad de sus canciones y entendemos que es un icono del arrabal, del barrio, de nuestra identidad y folclor como mexicanos.

“Ya hasta a los niños y los chamacos les gusta mi música. Cuando voy a la provincia (el público) me dice ciertas cosas, que les gustan mis canciones, todo mundo piensa diferente, pero todo el mundo disfruta. Yo juzgo mi pecho por lo que digo, yo me aprendí estas canciones por cosas que nos pasan y así los chamacos de ahora también, los señores, las señoras… son vivencias”.

Paquita la del barrio también a través de sus temas ha consagrado grandes frases que son parte de nuestro coloquial vocabulario, todos en algún momento hemos dicho: “Rata de dos patas”, “Me estás oyendo inútil”, “Invítame a pecar, invítame o te invito”. Y hemos dedicado canciones tan divertidas como “Tres veces te engañé”, “Al cuarto vaso de vino” o “Tu última parada”.

Canta desde su sentir, y esos sentimientos genuinos son los que conectan con el público, si bien sus letras son en su mayoría en contra de los caballeros que tratan mal a las mujeres, en realidad los hombres también disfrutan de estas canciones y por ende respetan profundamente a Paquita.

“A mí me dicen: ‘esa canción me queda a la medida’. Yo tengo una amiga en Veracruz que me dice que todas le quedan. Los hombres (con la canciones) reconocen sus errores y pues qué bueno que les sirvan para algo”.

¿Qué otras cosas nos contó Paquita? ¡Dale clic aquí y entérate!

 

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.