Chava y Sergio, amor bonito

Ver Galería 4 Fotos

Quiero contarles una grata experiencia que viví el 18 de noviembre pasado. Dos de mis más grandes amigos, Chava Castañeda y Sergio González, se casaron por lo civil. Para quienes tal vez aún no están enterados, en Jalisco ya se puede contraer matrimonio entre personas del mismo sexo, para que no me los vayan a distraer y ya les entreguen el anillo de compromiso.

Lo más bonito de todo esto es que a la boda me acompañó mi mamá, fue nuestra primera boda gay para ambos, también estuvieron Mauricio e Isela, mis dos personas favoritas de la vida. Y este texto que escribo es en agradecimiento y homenaje al cariño que siento por mis amigos Chava y Sergio, dos hombres nobles, que siempre están dispuestos a tender la mano, que son muy hogareños, de buen comer y que se aman muchísimo.

Ustedes no están para saberlo, pero yo quiero contárselos, de alguna manera fui el cupido entre los dos, digamos que yo hice que platicaran y se conocieran mucho mejor en el Californias, un bar muy popular en el Centro Histórico de Guadalajara, que para quienes aún no lo conocen es un lugar muy popular entre la comunidad diversa tapatía y anexos.

Entonces, desde hace cuatro años, la magia entre Sergio y Chava surgió, y eso es lo bonito, que ambos se complementan, tiene sueños en conjunto y luchan para no darse por vencidos. Mis amigos fueron casados por el Registro Civil 13 de Santa Fe en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco. Y el juez les hizo cuestionamientos interesantes sobre el significado de casarse y adquirir responsabilidades, mis amigos estaban muy nerviosos, no era para menos, pero curiosamente, siempre en sus respuestas salía la palabra compromiso y de verdad que lo tienen impregnado en la piel.

Algo interesante que me pareció muy oportuno, fue que el juez les hizo hincapié en que como ciudadanos, casarse es su derecho y nadie tiene porque prohibirlo, porque como parte de una sociedad donde se desarrollan y pagan impuestos, tienen las mismas libertades y garantías que todos, no importando su orientación, sexo y religión.

Aunque cada vez nos abrimos más a un contexto que deja de ser conservador, aún hay gente que se resiste al cambio y Chava y Sergio desde su trinchera están visibilizando a las familias diversas.

Quiero compartirles lo que ellos me dijeron acerca de amarse y de estar casados. “Hemos pasado tanto buenas como malas rachas como toda pareja. El significado del matrimonio para mí es ratificar nuestro compromiso y amor que desde hace casi cuatro años comenzó. Es renovar los que nos prometimos en el inicio de este viaje”, dice Chava, quien para él, Sergio es quien hizo que volviera a creer en el amor.

“Es quien sanó las heridas que en batallas pasadas perdí, no te miento, tuve mis dudas, pero se fueron en un día no común, el día de nuestra sesión fotográfica casual, un domingo previo de nuestra unión. El momento fue súper mágico, que a pesar de que comenzamos nerviosos, todo fluyó con normalidad, ese fue el momento en el que dije: ‘con él es con quien quiero compartir el resto de mi vida’. Nos tocó mirarnos a los ojos, compartimos esa mirada tan mágica que la emoción me ganó y derramé algunas lágrimas de emoción y felicidad, puesto que yo sabía que Sergio era el indicado”.

En tanto, para Sergio, se trata de una de las mejores experiencias de su vida. “El estar casado significa lo más importante en mi vida, dado que veo el reconocimiento social de mi decisión por parte del Estado de Derecho en el que vivimos, nuestra familia y amigos nos aceptan sin dudar. Entonces, (el matrimonio), es solo es el formalismo legal que obtenemos”.

“Ahora bien, el ver a mi esposo a los ojos en ese momento tan importante, reafirmó lo que siempre he sentido. El destino nos unió y disfrutaremos juntos este momento, en el mar de la vida hasta que las olas del destino nos lleven a otras playas. Nuestro sentimiento mutuo es del tamaño de un grano de arena multiplicado por las estrellas del infinito, nuestro amor por siempre”.

¡Qué bonito! A mí solo me resta el agradecerles que me hagan parte de sus vidas y ser testigo del amor y hasta de las rencillas que de vez en vez tienen. ¡Viva el amor y viva la diversidad!

  • Imágenes de Ziniko Fotografía & Video.
mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.