Tom Hardy y “Venom” se vuelven uno mismo

Luego de tantos meses de estar a la expectativa, finalmente podremos ver en cine el estreno de “Venom”, la cinta de este peculiar personaje de Marvel llega a las salas de cine el 5 de octubre teniendo como protagonista a uno de los actores más gallardos, inteligentes y atractivos de la industria del cine, Tom Hardy, villano y antihéroe por excelencia, quien cuenta que estar en este proyecto ha sido una gran aventura.

“‘Venom’ es fascinante, es un tipo malo. Mi hijo me contó todo sobre él –lo ama–. Es emocionante interpretarlo porque es un tipo despiadado y, básicamente, no hay reglas. Es tan complejo”.

Al principio, se representó a “Venom” en las historietas de “Spiderman” como el tipo de antagonista terrorífico que asustaría a los lectores, pero ocurrió lo contrario. Los fanáticos se enamoraron de este antihéroe franco y extravagante, con sus colmillos enormes, su mentalidad despiadada y todo lo que lo vuelve un personaje atractivo.

“Había una amplia gama para jugar con la dinámica psicológica de esta película de superhéroes. Me parece fascinante que haya una personalidad múltiple: uno es un personaje humano y el otro es un extraterrestre. Tengo que actuar al lado de una criatura de más de dos metros y ‘Eddie Brock’ tiene que convivir con eso dentro de sí mismo. Los dos están unidos en un solo cuerpo. ‘Somos Venom’ es su mantra”, explica Hardy.

El actor da vida entonces a “Eddie Brock”, un reportero ególatra y obsesivo que quiere exponer a los poderosos y corruptos, y Venom, el simbionte extraterrestre escalofriante con poderes increíbles, se vuelve uno con él. Juntos son capaces de cualquier cosa, lo cual es una proposición terrorífica, pues a “Venom” lo impulsa la rabia. En una verdadera relación simbiótica, se influenciarán el uno al otro, para bien o para mal.

“Eddie” está tratando de acabar con el famoso hombre de la “Fundación Life”, el genio “Carlton Drake” (Riz Ahmed), y esa obsesión ha arruinado su carrera y su relación con su novia, “Anne Weying” (Michelle Williams). Un día, mientras “Eddie” investiga uno de los experimentos de “Drake”, el extraterrestre “Venom” ocupa su cuerpo y “Eddie” de repente adquiere nuevos superpoderes y la oportunidad de hacer casi todo lo que quiere.

¿Qué es un simbionte?

Los simbiontes son formas de vida muy inteligentes, no simplemente manchas de sustancia pegajosa. Son extraterrestres completamente adaptables que pueden soportar diferentes temperaturas.

Cuando los simbiontes se apoderan de un ser humano, son absorbidos a través de la piel, se licúan y atraviesan las membranas de la piel para entrar y unirse completamente al sistema nervioso central, distribuyéndose a través de la médula espinal y las principales uniones nerviosas del cuerpo del anfitrión. Luego se expresan de nuevo a través de la piel para formar un caparazón alrededor del cuerpo humano.

Cada simbionte solo tiene la capacidad de fusionarse con ciertas personas, de forma similar a las especificidades que dictan los trasplantes de órganos. Necesita encontrar la pareja adecuada. En esta historia, “Eddie” y “Venom” son una pareja perfecta.

En la película de “Venom”, hay cuatro simbiontes: “Venom” (el simbionte negro), un simbionte azul, un simbionte amarillo y un simbionte plateado llamado “Riot”, quien habita en “Carlton Drake”, y en el clímax de la película, “Venom” y “Riot” se enfrentan en una batalla que solo los simbiontes podrían soportar.

Actor a prueba de todo

Tom Hardy se ha convertido rápidamente en uno de los talentos más versátiles y codiciados de la actualidad y, a lo largo de los años, ha obtenido el reconocimiento por parte de críticos y del público por sus actuaciones en las que se transforma y su amplia gama en una variedad de medios, incluyendo cine, televisión y teatro.

Obtuvo su primera nominación al Oscar en 2016, por mejor actor de reparto, por su actuación como “John Fitzgerald”, un hombre del viejo oeste del siglo XIX, en el drama épico de Alejandro González Iñárritu, “El Renacido”, donde actuó junto a Leonardo DiCaprio.

Hardy interpretó el papel principal en “Mad Max: Furia en el camino”, de George Miller, la exitosa película distópica aclamada por la crítica, por la que ganó el premio de la Crítica Cinematográfica como mejor actor en una película de acción.

Hardy apareció recientemente en la pantalla en el drama de guerra nominado al Oscar de Christopher Nolan,” Dunkirk” (2017), marcando su tercera colaboración con el director. Ambos colaboraron por primera vez en 2010 en el exitoso thriller de intriga “Inception”, junto con un elenco internacional encabezado por Leonardo DiCaprio.

Luego volvieron a colaborar en el éxito de taquilla de 2012 “Batman: el caballero de la noche asciende”, en el que Hardy interpretó al despiadado villano enmascarado “Bane”, junto a Christian Bale, Anne Hathaway y Marion Cotillard.

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.