Políticos aliados… para la foto

Por mucho tiempo hemos escuchado nombres, hemos visto videos, hemos conocido intentos de acciones en favor de los derechos lgtb+, pero poocos mantienen una agenda constante. Hemos sabido de políticos que se suman por generarse visibilidad, otros con convicciones, pero muchas veces se tienen que alinear a los estatutos de su partido, dejando de lado las personales.

Aliadas y aliados de la población lgbt+ los hay en todas partes, incluso en partidos conservadores como el PAN, sin embargo, hay ocasiones en que deben de mantenerse en perfil bajo debido a que va en contra de lo que pregona la institución que representan.

Con el tiempo podemos ir identificando a las políticas y políticos que en realidad se comprometen en hacer valer los derechos por igual para todas las personas, sin importar su orientación sexual, de los que solo usan el discurso para “apoyar”, ya que se dicen aliadas o aliados para proponer, pero no para ejecutar las propuestas.

Cuando se les cuestiona tienen muchos pretextos para decir explicar el por qué no son una realidad; cuando no conocemos los procesos legislativos o administrativos, consideramos que han hecho su trabajo. Pero no, siempre hay manera de “desatorar” los procesos. Aquí te presentamos algunas de los pretextos más comunes por separación de poderes.

El Legislativo (Congreso del Estado)

Actualmente hay 5 iniciativas en el Congreso del Estado de Jalisco que buscan cambiar el código civil para establecer que el matrimonio puede ser entre dos personas, sin importar su sexo. Muchos de los diputados que han presentado o se han adherido a estas iniciativas se dicen aliados porque presentaron dichas iniciativas.

No, la verdadera labor de cualquier diputado o diputada es, aparte de presentar las iniciativas, cabildear y hacerlas que se conviertan en una realidad. Ante esto, siempre tienen los mismos pretextos: está atorada en comisiones, es que no es fácil poner de acuerdo a 39 personas, es que no la quieren subir a votación, es que… es que… es que… Lo que sí sé, es que para todo eso hay una solución legislativa y/o mediática. Que no las quieran implementar es otra cosa. En situación similar hay otras leyes como la de identidad de género que no ha avanzado, u otras que a nivel federal se han convertido en una realidad como la reforma a la ley que rige el IMSS.

El Ejecutivo (Gobierno Estatal y municipal)

Queramos o no, muchos de los cambios que se tiene que dar en los diferentes niveles de gobierno responden a voluntades de las personas que están en los puestos de decisión. Una labor importante de los activistas es el cabildeo o lobby, con estas personas que pueden incidir en generar políticas públicas, programas o proyectos para garantizar los derechos igualitarios.

Desde la designación de presupuesto para actividades específicas, hasta la creación de campañas para la concientización de la problemática de poblaciones en situación de vulnerabilidad, son acciones que se pueden realizar las personas que laboran dentro de la administración pública. Uno de los principales pretexto es la falta de presupuesto para realizar acciones, otra de ellas es la falta de personal, y otra es falta de visto bueno por las o los jefes.

En mi experiencia, cuando se tiene el conocimiento y verdaderamente las ganas de trabajar e impulsar hay acciones que sin presupuesto y sin una estructura específicamente se pueden hacer, desde la gestión interna, campañas de sensibilización, etc. Cuando el trabajo es detenido para tener la autorización de él o la jefa, ahí es un poco más complicado. Sin embargo en esta circunstancia hay de dos sopas, o se hace presión interna para impulsar los temas o (como hemos visto en alguna ocasiones) prefieren dejar el cargo.

Políticos para la foto los hemos visto en todos niveles de gobierno, lo importante es trabajar de la mano con las personas que se dicen aliadas a la problemática lgbt+, es hacer equipo para crear estrategias de gestión tanto internas como externas, que logren que se hagan realidad las iniciativas o propuestas.

Iniciativas podemos proponer desde diferentes vías, tanto para la modificación de una ley o creación de una política pública, lo verdaderamente valioso del trabajo de las personas que laboran en la administración pública es tener la destreza y la habilidad de negociar, gestionar y cabildear para que se conviertan en realidad.

Los discursos bonitos de los políticos sirven para alimentar el alma, para sensibilizar a la población ante problemáticas ajenas a nosotros. Sus acciones y resultados comprobables son los que en verdad generarán un cambio para las personas lgbt+.

Les invito a pensar un poco sobre todas y todos los políticos que identificamos como aliados, e incluso a cuestionarlos sobre acciones concretas que se hayan realizado; que vayan más allá de proponer, presentar una iniciativa o sugerir cambios. En otra ocasión abordaremos de manera específico en poder judicial, ya que merece su trato especial.

mm
Rob Hernández

Opinólogo de tercera generación que usa la escritura como catarsis. Fan de escuchar los silencios y sarcástico a la menor provocación. Don´t Call my name, just call me @Robsmx

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.