Las madres más chantajistas, frías y malévolas del cine y la televisión

Sí, el 10 de mayo es una fecha inolvidable para nosotros los mexicanos, porque es el día que más nos recuerdan la madre, perdón…. que conmemoramos a nuestras madres. Ellas son esos seres de luz que nos dieron vida y que lo mismo nos miman que nos dan con la chancla cuando la regamos. Sin embargo, en esta celebración tan especial, en Rosa Distrito quisimos darle vuelta a la moneda y recordar a las madres más crueles del cine y la televisión, porque ellas también tienen su mérito, ¿no?

En este conteo del 10 al 1, medimos su índice maquiavélico, frío y calculador, su poca tolerancia, su envidia, su enojo, su irá, su belleza, su fiereza y su humanidad. No todas las madres son unas santas y no todas las santas son almas en regocijo. ¿Quiénes nos faltaron de nombrar? Comparte tus opiniones con nosotros y ¡Feliz Día de las Madres!

10.- Doña Lucha

No hay personaje que no represente a la perfección a las madres mexicanas como Doña Lucha. Mara Escalante se ha sacado un 100 al delinear este rol con el característico léxico e imagen de nuestras adoradas mamacitas. Y claro, el infaltable chantaje sentimental. Una mamá hecha en México tiene que usar sus armas lagrimales para lograr sus propósitos, por ejemplo, en cómo manipula a Albertano (Ariel Miramontes) –su hijo favorito– y cómo hace diferencias con “El Chino” (Beng Zeng), su hijo menor, al que le carga la mano en los quehaceres de la casa. Y también anda cuidándole la reputación a Rosa Aurora (Alma Cero), no porque le importe demasiado su hija, más bien por los chismes en los que la traerían los vecinos ¿A poco no sucede esto mismo en cada familia mexicana?

9.- Malvina del Olmo

Otra de las madres más recordadas de México –pero ésta en la década de los 90– es la gran Malvina del Olmo interpretada por Laura Zapata. Esta mujer maquiavélica representaba muy bien el Complejo de Edipo con su hijo Jorge Luis (Arturo Peniche), a quien sobreprotegía de las arpías y sobre todo de una billetera zarrapastrosa llamada María Mercedes (Thalía). Malvina estaba obsesionada con la idea de vivir en la pobreza y tenía muy sometidos a sus hijos, más aún a Digna (Carmen Amezcua), a quien la vestía a su imagen y semejanza.

8.- María la del Barrio

Muy protagonista y todo, pero bien que le dejó encargado el chamaco a Carmelita Salinas –Agripina– y para no volver por él hijo se hizo la loca. María la del Barrio interpretada por Thalía es un personaje al que la gente le guarda aprecio y cariño y que pagó caro su error por haber “olvidado” a su hijo con una señora que vendía dulces en la calle. Y justo cuando el Nandito (Osvaldo Benavides) ya se puede cuidar solo, entonces sí, María la del Barrio regresa para quitarle el chilpayate puberto a la pobre viejecita de Agripina, ¡no señora, qué maldad la suya!

7.- Catalina Creel

A esta madre hay que ponerle un monumento. La primera actriz, María Rubio –recién fallecida– se consagró en los melodramas mexicanos gracias a Cuna de Lobos, telenovela que ha sido un hit al paso de los años y que ha dejado este personaje icónico que hizo como Catalina Creel en la idiosincrasia nacional. Ella sí que hacía todo por su hijo Alejandro (Alejandro Camacho), se convirtió en una asesina sofisticada tomando la maldad como su elemento natural, a tal grado que incluso le robó el protagonismo a Leonora, interpretada por Diana Bracho. Si eres millennial, pregúntale a tu abue por qué Catalina Creel es la mera mera petatera.

6.- Mary Lee Johnston

Más mala que el pollo frito a media cocción es Mary Lee Johnston, la mamá de Precious. Esta mujer sí que era una abusadora, no solo golpeaba y hacía sentir mal a su primogénita y única hija, además la utilizaba para que el gobierno les diera manutención y lo más grave y cruel de todo fue que calló los abusos y violaciones que su pareja le hacía a la pobre Precious. Por este personaje, la actriz y comediante Mo’nique se ganó un Oscar como mejor actriz de reparto en 2010. Esta mamá sí que odiaba a su hija y la culpaba de todo lo malo que le sucedía.

5.- Cersei Lannister

Ser ambicioso no es malo, es una cualidad dependiendo del cristal con que se mire, pero Cersei Lannister de Juego de Tronos se corrompió también por el poder y la seducción, tres elementos que en conjunto son una pócima demasiado explosiva. La actriz Lena Headey se ha sacado un 100 con este personaje, una madre que ama como nadie a sus hijos, pero que justamente con ellos paga todos sus pecados, al grado de quedarse sola, eso sí, más fabulosa y regia que nunca, pero vacía por dentro.

4.- LaVona Golden

La madre más fría y calculadora del cine se llama LaVona Golden y es interpretada magistralmente por Allison Janney, de hecho, gracias a este papel, la actriz y comediante ganó el Oscar a mejor actriz de reparto. Habrá que decirle a las estrellas de Holllywood que si quieren hacerse de una estatuilla dorada, tienen que dar vida a madres crueles en el cine. LaVona es la madre de la patinadora Tonya Harding en la película biográfica “Yo Tonya”, esta mujer fue quien inició en la profesión a Tonya interpretada por Margot Robbie y representa todo lo opuesto a una madre cariñosa, es fría, controladora, manipuladora, violenta y deliciosamente egoísta.

3.- Lady Tremaine

Disney nos presentó en dibujados animados a Lady Tremaine en Cenicienta, como una refinada y embustera mujer capaz de “promover” a sus hijas en la realeza por tener una mejor posición económica. Sin embargo en el live action de hace un par de años, rejuveneció al personaje y le dio una mayor sofisticación al poner en la interpretación a la excelente actriz Cate Blanchett, esta nueva Lady Tremaine es más mala que la carne de puerco y no importando lo que pueda pasar con tal de tener un título nobiliario, es capaz hasta de mutilar a sus hijas para lograr sus propósitos.

2.- Doña Bárbara

Aquí el meollo del asunto es cuando madre e hija se enfrentan por el amor de un hombre. Doña Bárbara –encarnada por María Félix– es una hacendada y soberbia mujer que está acostumbrada a ser la líder de todo, y no está mal, al contrario, se le aplaude la gallardía. De jovencita fue abusada sexualmente por unos piratas, lo que derivó en tener un resentimiento terrible a su propia hija, a quien ni caso le hace. “Marisela” (María Elena Marqués ) es una adolescente que sufre del desamor de su mamá y del alcoholismo de su papá, por lo que es rescatada del cortés “Santos Luzardo” (Julián Soler) de quien ella se enamora, pero “Doña Bárbara” también está atraída por él y las dos se van a querer disputar el amor del señorito.

Mención especial

Luisito Rey

No es mamá, pero sí papá y sería un pecado no incluirlo en la lista. Si bien sabíamos poco sobre la vida privada de Luis Miguel y conocíamos que su padre Luisito Rey no era una perita en dulce, ahora con la serie que presenta Netflix sobre la vida del cantante, en los tres primeros capítulos que ya se exhibieron en la plataforma, nos queda claro que Luisito Rey era un astuto zorro convenenciero capaz de vender hasta su propia esposa con hacerse de fama y fortuna. El pobre Lusimi tuvo que batallar con él durante los primeros años de su carrera hasta convertirse en adulto, pero bueno, no todo es malo, si hay algo que agradecerle a Luisito Rey es que hizo de “El Sol” una estrella, ¿o no?

1.- Kris Jenner

A diferencia de las 9 madres antes mencionadas, ésta sí es tan real como las cirugías estéticas de Kim Kardashian y compañía. Kris Jenner es una de las madres más poderosas de la industria del entretenimiento con una gran visión de empresaria, su mejor producto son sus propias hijas, a quienes ha sabido vender y convertirlas en auténticas celebridades aspiracionales, pero todo tiene un precio y Kris sacrificó la vida privada de sus querubines por millones y millones de dólares, los cuales se traducen en un emporio, claro, nadie dice que sea algo malo o bueno… más bien que ha sido una mujer que ha sacado provecho de las circunstancias para que toda la familia viva como la realeza.

  • Todas las imágenes, tomadas de internet.
mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.