Tiago Correa explora su sensualidad en “La casa de las flores”

Ya pasaron varias semanas desde el estreno de la tercera y última temporada de “La casa de las flores”, la cual ha gozado de gran éxito debido a que el director de la serie, Manolo Caro, nos introdujo al pasado de varios de los personajes centrales de la trama como “Virginia”, “Ernesto”, “Carmelita”, “Salo” y “Patricio”, entre otros, quienes viven su juventud hacia finales de los años 70.

Y a propósito de lo bien que le ha ido al proyecto con su cierre de ciclo, nos cuenta en entrevista el chileno Tiago Correa, quien interpreta a “Ernesto de la Mora” en su etapa joven, que una de las razones por las que “La casa de las flores” ha gustado tanto en este contexto retro en el que nos sumergió el director, es porque también la sensualidad de los personajes juega un papel muy importante en el desarrollo de la trama.

“La sensualidad siempre es bonita para mí, es un arma muy potente de creación y de transmisión de mensajes. Muchas veces creemos que tenemos que taparla porque así nos han enseñado por generaciones y generaciones. Para mí siempre fue algo muy interesante y muy acertado en el momento en el que leí el guion de Manolo, que él haya puesto ese viaje al pasado en los años 70 sobre el despertar de las flores, el despertar sexual y de las drogas, que fue tan interesante y necesario para todas las sociedades en el mundo (de esa época), que fue la revolución hippie. La serie habla de permitirte ser quien realmente tú eres sin vergüenza de nada, porque tienes derecho total de serlo”.

Destaca que para él y los demás actores fue muy atractivo conectarse con la sensualidad de sus personajes. “Manolo nos pedía que fuéramos sensuales en cada una de las escenas, por ejemplo, en toda la secuencia de Acapulco que para mí es una belleza y una joya. Ahí se trabajó la sensualidad en la estética, en los colores que están de fondo, en las coreografías dentro de la piscina, en el viaje que se pegan los personajes tomando ácidos, todo eso fue trabajar desde la sensualidad para reconocernos como seres sensuales y demostrar quiénes somos más allá de la comedia que puede haber detrás de ello y que justamente es el talento que tiene Manolo, porque nos está contando (la historia) en una doble línea”.

Cortesía.

Sobre la experiencia de sumergirse al melodrama y al humor negro tan característico que tiene el director, dice Tiago que fue toda una experiencia. “Yo soy súper fan del pasado, no solo porque estoy ahí, sino porque nos hace descubrir cualidades diferentes de cada uno de los personajes y de la historia y eso está padrísimo.

Manolo para mí es un director, que pese a que es muy joven, es muy maduro y tiene muy claro cuáles son sus cualidades y su discurso, yo lo considero un genio brillante, loco como el solo y que ha logrado hacer un nuevo género mezclando dos lenguajes característicos de nuestra Latinoamérica, por ejemplo, este melodrama de las telenovelas que lo llevamos en nuestra sangre y que se ve ese homenaje satírico en cada una de las escenas con el humor negro (que lo caracteriza) que queda muy potente para poder tocar temáticas profundas e interesantes como la sexualidad, la opción de género, la vida trans y el derecho a ser como uno es”.

En ese sentido, también reflexiona Tiago que la serie habla de la doble moral que sigue estando muy presente en la época actual. “‘La casa de las flores’ es una serie que es muy transversal y es inclusiva, no solo en la opción de género sexual, que qué bueno que haya una serie en Latinoamérica que hable así de este tema tan libremente y con tanta naturalidad –con la que se tienen que retratar estas temáticas–. Pero hay otras personas que a lo mejor no se atreven a hablar de estos temas, pero que luego de ver una serie así, se ven obligadas, porque les gusta la trama, el colorido y la estética y quieren hablar y debatir sobre estos tópicos”.

Cortesía.

Evolución constante

Tiago, a lo largo de su trayectoria ha realizado personajes muy distintos entre sí y que se desarrollan en contextos de acción, de aventura, de época y ahora con “Ernesto” también en el melodrama, sin duda como profesional ha estado en una evolución constante.

“Yo ya llevo muchos años de carrera, arranqué a los 18 años en Chile, y he pasado por varios géneros, hice muchas novelas, mucho cine y mucho teatro. Y me empujado a que en cada uno de los proyectos que hago, los tomo porque hay algo en ellos que me van a sacar de mi zona de confort. Me gusta mucho que desde la construcción de mis personajes, tanto en lo físico como lo psicológico, sean completamente diferentes”.

mm
Kike Esparza

Soy un periodista apasionado del cine, la música y la moda. Tengo una obsesión por contar las horas y estornudar una y otra vez cuando tengo que tomar una decisión. Quiero ser como Carrie Bradshaw.

RosaDistrito

En este blog Kike Esparza habla desde su experiencia, 10 años en el periodismo le han permitido adentrarse y disfrutar de tópicos como el cine, la música, la moda y la diversidad. Rosa Distrito es el espacio que disfrutamos todos.

Encuéntranos en redes sociales.